domingo, 20 de diciembre de 2009

La Ley de Refuerzo de las Actitudes Positivas durante las Fiestas de Invierno

Cuando oigo que los ministros y los diputados son unos vagos, unos mamandurrias y no hacen nada útil para la Sociedad me hierve la sangre. Por ejemplo, actualmente se está debatiendo en el Congreso el Proyecto de Ley de Refuerzo de las Actitudes Positivas durante las Fiestas de Invierno, presentado por el Ministerio de Igualdad. Entre otras medidas, ampliamente reclamadas por la ciudadanía, está la revisión desde criterios paritarios y, sobre todo, progresistas de una figura muy representativa de estas Fiestas de Invierno (conocidas como Navidad durante la Dictadura franquista). Me estoy refiriendo, naturalmente, a Papá Noel. ¿Qué es eso de que los regalos siempre los traiga un hombre? Y un hombre cuya seña de identidad es, para colmo, una gran barba patriarcal.


Ante tamaño despropósito, expertos pertenecientes a una consultora externa contratada por el Ministerio han propuesto la creación de un nuevo personaje que sirva como contrapunto feminista a Papá Noel: Mamá Noela.


Desde aquí quiero felicitar al Ministerio de Igualdad por tan feliz iniciativa que estamos seguros que va a hacer las delicias de padres e hijos.

¡VIVA LA MINISTRA DE “IGUALDÁ”!
¡VIVA MAMÁ NOELA!
¡VIVA RODOLFO, EL RENO CON LA NARIZ ROJA!

P.D.: Una iniciativa similar está siendo estudiada para los Reyes Magos de Oriente, pero está sufriendo cierto retraso debido a que se quieren recoger en ese caso una amplia representación de sensibilidades. De momento, además de la correspondiente paridad de género y número se incluirán Reyes Magos de Occidente, que representen a los habitantes de los pueblos hermanos de Latinoamérica. Habrá también presidentes de la república magos e, incluso, un lehendakari mago. Esto último ha sido pactado con el PNV por su apoyo a los presupuestos del año próximo. Total, que el portal de Belén va camino de parecer la romería del Rocío.

P.P.D.: Aprovechando este navideño artículo, queremos felicitaros a todos la Navidad y os deseamos un feliz año 2010.

viernes, 11 de diciembre de 2009

El baile de la Victoria y Planet 51: una semana de cine

Como comentaba en un artículo anterior hace un par de fines de semana llegaron a los cines varias películas que han llamado nuestra atención: El baile de la Victoria, Planet 51 y Buscando a Eric. Las dos primeras, que da la casualidad de que son españolas, fueron nuestras elegidas para ir al cine la semana pasada.

El baile de la Victoria es una novela de Antonio Skármeta que Dorami y yo leímos en la biblioteca cuando nos conocimos. Nos gustó bastante (a ella más que a mí) y es muy recomendable.

En cuanto a su adaptación cinematográfica, Dorami, que la releyó hace poco, dice que se han quitado bastantes cosas y se han añadido otras que tampoco tienen demasiada razón de ser. Yo no recuerdo el libro bien, lo leí hará unos cinco años, así que pienso que no me ha condicionado demasiado en la apreciación de la película. Sí que me acuerdo de que me pareció una especie de cuento con su príncipe, su princesa, su mago bondadoso que ayuda a los protagonistas, sus villanos, malvados pero torpes… pero trasladado a Chile tras el final de la dictadura de Pinochet. A pesar del aire fantástico que impregna la obra, todo en ella resultaba coherente dentro de sus propios parámetros. Eso es lo que echo en falta en la película: se ha prescindido de esa atmósfera fantástica, optando por un tono más realista, pero también de parte de la coherencia interna, de forma que muchos acontecimientos te sorprenden porque suceden sin ninguna razón aparente. No ayuda a esto la importancia que se da a una trama, en mi opinión secundaria, que gira alrededor de los personajes interpretados por Ricardo Darín y Ariadna Gil, en perjuicio de la relación entre los dos supuestos protagonistas y del relato del robo que vertebra la historia. Es el peligro que se corre cuando tienes en papeles secundarios a una estrella (y gran actor) como Ricardo Darín y a la cuñada del director, junto a unos protagonistas desconocidos y bastante menos sólidos ante la cámara. Resumiendo: una película que se deja ver y que se deja olvidar con igual facilidad.

Aquí tenéis la página web y el trailer para ampliar información:


Planet 51 venía precedida de muy malas críticas en Estados Unidos y de encendidos elogios por parte de Kike, de Poder Friki. Ni tanto ni tan calvo. Estamos ante una película de dibujos animados muy bien hecha, técnicamente brillante, al nivel de cualquier producción americana. Quizá es eso lo que ha jodido allí, que se ha demostrado que con suficiente pasta una pandilla de europeos desconocidos pueden medirse de igual a igual con la industria norteamericana del espectáculo. Especialmente destacable el espléndido trabajo el de la caracterización de los personajes, muy expresivos y cada uno con una imagen propia. En cuanto a la película en sí, en principio parte de una idea curiosa, la llegada de un astronauta humano a un mundo habitado por unos extraterrestres que viven en una parodia de la sociedad americana de los años 50, con sus barbacoas en el jardín, su banda sonora de rock and roll, sus películas de alienígenas invasores… Desde allí circula por un camino perfectamente previsible, que busca la complicidad del espectador con homenajes a películas famosas, pero que tiene golpes graciosos y, en general, resulta entretenida. Una película que da lo que promete: un rato agradable, un divertimento sin complicaciones.

Por último os dejo su página web y el trailer:

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Tirar la piedra y esconder la mano…

El pasado martes, el tinerfeño Diego Pastrana fue detenido y acusado de un delito de maltrato y otro de abuso sexual contra la hija de tres años de su novia. Dos días después, la niña moría en el hospital como consecuencia de las palizas recibidas. Los medios de comunicación informaron con todo lujo de detalles de los traumatismos por golpes que presentaba la pobre niña, de las quemaduras con cigarrillos, de las vejaciones a que se había visto sometida…

El sábado Diego Pastrana es puesto en libertad sin cargos. ¿Qué ha sucedido en esos cuatro días?

Pues lo normal en estos casos. La niña fue sometida a un nuevo análisis y el forense concluyó que las supuestas quemaduras no eran tales, sino que es probable que se debieran a una reacción alérgica, y que no existían lesiones a nivel genital ni anal que permitieran sospechar la existencia de agresión sexual. La muerte de la niña fue debida a un edema producido por una caída accidental de un columpio, una semana antes.

Mientras Diego permanecía en prisión acusado de violar y asesinar a su hijastra, una niña con la que convivía y a la que es posible que quisiese, era linchado a conciencia por los medios de comunicación, que no se recataban a la calificarlo de asesino en las portadas:


Diego ha salido en libertad, pero su calvario no ha terminado. Algunos de sus vecinos siguen considerándolo un asesino y un violador: “Cuando lo han dicho en la tele, por algo sería. Ya se sabe que la Justicia es un cachondeo”.

Mientras tanto, algunos medios de comunicación actúan siguiendo las sabias directrices de los Siniestro Total: “Tirar la piedra y esconder la mano, no lo hacemos nunca si no está justificado”. Los de Antena 3, en su telediario de mediodía, lanzaban una surrealista encuesta acerca de si había que reforzar la presunción de inocencia. ¡No! No hace falta reforzar la presunción de inocencia, lo que hace falta es respetarla. La Justicia, al menos en este caso, ha funcionado. Los que han fallado han sido las televisiones, los periódicos, las radios… que han crucificado a conciencia a un hombre inocente.

Y este no es un caso aislado. En el reciente juicio por el asesinato del alcalde de Fago, los medios no se han recatado a la hora de asegurar que el acusado miente, que incurre en contradicciones… ¿Qué sucedería en el caso en que Santiago Mainar fuese declarado inocente? Sacaríamos en conclusión que la Justicia no nos protege y ha dejado libre a un asesino sin escrúpulos, cuando, quizá, Mainar no sea un criminal, sino únicamente un gilipollas con delirios de grandeza. Y los delincuentes no estén en el banquillo sino al otro lado de las cámaras, destrozando vidas por unas décimas en las audiencias.

P.D.: A ver si en esta semana, antes de que nos vayamos a Sevilla el sábado, cuelgo también la crítica del Baile de la Victoria. De momento, os puedo adelantar que me pareció regularcilla.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Celda 211

Una cárcel. Un joven funcionario de prisiones, que acaba de aprobar su oposición y se presenta el día antes de su ingreso para tomar contacto con su nuevo puesto. Un desafortunado accidente que impulsa a sus compañeros a tender al nuevo en el catre de una celda cercana y vacía. Un motín.

Sobre este planteamiento Daniel Monzón ha construido un apasionante thriller carcelario que atrapa tu atención desde el primer momento y te mantiene en tensión durante toda su proyección. Todo ello conseguido con un gran guión basado en la novela Celda 211, del sevillano Francisco Pérez Gandul.

Aunque no me cansaré nunca de insistir en que un buen guión es la única base posible para una buena película, Celda 211 no se queda ahí. Unas esplendidas interpretaciones hacen que durante toda la película no veamos actores recitando un papel, sino presos, guardianes, familiares… Gran actuación de Alberto Ammann, como Juan, el novato obligado a hacerse pasar por uno de los internos para seguir vivo. Muy bien los funcionarios y los presos, llamando especialmente la atención Luis Zahera: ¿estáis seguros de que ese tío no es un preso de verdad? Pero la estrella de la película es claramente un enorme Luis Tosar, que se ha visto agraciado con la posibilidad de interpretar uno de esos papeles por los que cualquier actor mataría: el de Malamadre, el líder de los presos; un asesino despiadado, un hombre sin nada que perder, un tipo frío y astuto, pero al mismo tiempo capaz de despertar nuestra simpatía sin recurrir al fácil recurso de presentárnoslo como una víctima de la Sociedad.

Daniel Monzón no desaprovecha tan buenos mimbres: tiene un buen guión, tiene buenos actores y ha construido una excelente película, una de las mejores, si no la mejor que he visto este año.

Eso sí, cuando salimos de la sala, Dorami dijo: “Es muy buena, pero no vuelvo a una película como esta. He sufrido un montón”. Puede que se trate de una película dura, de una película sin concesiones, “de mucho sufrir”, pero hay veces que el sufrimiento merece la pena. Esta es una de ellas.

Aquí os dejo la página web de la película y el trailer, para ir abriendo boca:

viernes, 6 de noviembre de 2009

A veces veo azulejos

Este lunes, por esos misterios de la programación escolar, los institutos de Toledo tuvieron vacaciones. Como ya sabéis, nos acabamos de comprar un piso, así que aprovechamos que Dorami no tenía clase y que yo podía salir un poco antes, para irnos a Parque Oeste, a Alcorcón, a ver muebles, azulejos, retretes y cosas de esas. Ahí íbamos, felices como cochinitos, pensando que nos encontraríamos el Ikea vacío. Craso error: en Castilla-León era fiesta (habían pasado el Día de los Muertos al lunes) y aquello era un maremagnum de segovianos, abulenses, salmantinos…

En principio, al hacernos el presupuesto de la reforma, nos habían presupuestado tarima de madera, pero cada vez estamos más decididos por la laminada, que es más resistente a arañazos y sale casi por la mitad de precio. He de reconocer que la de madera es más bonita, pero con la laminada ahora mismo hay cosas bastante chulas. Queríamos una de madera oscura, pero no demasiado, porque en las muy oscuras en seguida se nota la porquería. A mí me gustan las de tonos grisaceos, pero Dorami no está muy convencida.



Las puertas y los rodapiés los queremos poner en blanco. He estado rebuscando en Internet, porque a mí no me hacen demasiada gracia las típicas puertas lacadas en blanco con esas molduras haciendo figuritas y he encontrado algunas cosas curiosas:



A través de la página web de Facilisimo.com Encontré un programa de diseño de interiores, el Blophome, con el que, de momento, hemos ensayado con la decoración de nuestra habitación. Como a Dorami no le gustan las camas con cabecero, con un programa de edición de imágenes probé una combinación con vinilos:


Como veis, estamos pensando en poner los muebles en blanco y una pintura de color mostaza en las paredes. Los colores de la ropa de cama y el estor no serían esos, pero el programa tiene sus limitaciones en ese aspecto. Nos decantaríamos más bien por combinar con tonos chocolate.

En el programa ese de Cuatro de las reformas sorpresa, Dorami vio otra cosa que le llamó la atención: tiras de papel pintado en el cabecero de la cama. Aquí tenéis mi versión, con Blophome y Gimp, con un papel de tonos chocolate y motivos verticales:


El lunes también vimos azulejos. Estuvimos en Porcelanosa porque nos habían dicho algunos amigos que eran preciosos por muy poco dinero más. Bueno, lo de preciosos… hay que admitir que son muy elegantes, pero son demasiado serios, demasiado oscuros, parecen los de los urinarios de una funeraria. No sé si es que somos unos cutres o unos librepensadores, pero a nosotros los que más nos gustaron fueron unos de Leroy Merlin que salían como a mitad de precio que los de Porcelanosa:


Os dejo aquí porque esto de la decoración es cansadísimo. Y no solo por lo de pasearte por una y otra tienda. Acabas viendo tantas muestras, tantos colores, que acabas con la cabeza como un bombo. Así el lunes por la noche Dorami decía: “No puedo dormirme, no hago más que ver azulejos por todos lados”. Escalofriante, parece del Sexto sentido: A veces veo azulejos…

lunes, 2 de noviembre de 2009

Perdidos en el espacio

Con la A-43 iremos del Océano Atlántico al Mar Mediterráneo por autovía atravesando este gran anchurón cósmico que es Castilla-La Mancha.



Está claro que Obama y Zapatero tienen que reunirse el año que viene en Castilla-La Mancha. Que mejor lugar para "el próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta" (Leire Pajín dixit) que este "anchurón cósmico".

sábado, 31 de octubre de 2009

La independencia del Cuarto Poder

El tráfico mercantil entre los encargados de establecer la culpa penal y los encargados de fabricar la mala reputación es una de las mayores indecencias de las sociedades contemporáneas. Los periodistas acceden a jugar el papel de jueces prematuros en el escenario público a cambio de recibir las noticias en exclusiva que les permiten vender más ejemplares o alcanzar mayores audiencias. Y los fiscales y policías filtran sus sospechas todavía sin pruebas suficientes para desencadenar los mecanismos inquisitoriales de la culpa y de la confesión.

Lluis Bassets, subdirector de El País, en una crítica al libro "Raval. Del amor a los niños", de Arcadi Espada.

martes, 27 de octubre de 2009

La batalla del Jarama

Los campos de batalla forman parte de la Historia. Quizá sean una parte que no nos gusta, pero eso no nos autoriza a pasarla por alto y mucho menos a olvidarla. El país que olvida su Historia está, en el mejor de los casos, indefenso ante los manipuladores que buscan sustentar sus propios puntos de vista en una versión de la Historia manufacturada para la ocasión. En el peor de los casos, corre el riesgo de repetirla. Por eso me fastidia que en un país donde la llamada Ley de Memoria Histórica es una cuestión de actualidad, abandonemos monumentos vivos a la Memoria, como son los campos de batalla, y nos centremos en polémicas estériles que tienen más que ver con nuestras propias ideologías políticas que con la España de nuestros abuelos.

Hace un par de fines de semana, Dorami y yo con un par de amigos nos acercamos a Morata de Tajuña a visitar la zona en la que tuvo lugar la batalla del Jarama, en la que aun quedan multitud de restos de las antiguas fortificaciones que se erigieron durante y después de la batalla. La batalla del Jarama, además del interés particular que tiene para mí, ya que uno de mis abuelos luchó en ella, tiene una importancia fundamental en la Guerra Civil Española. Esta batalla marca un punto de inflexión en la forma de entender la Guerra Civil de ambos contendientes: hasta entonces en ambos bandos predominaba la idea de una guerra corta, que terminaría antes de finales de 1937; a partir de ella, se adivina en el horizonte una conflagración larga, dura y sangrienta. En el aspecto militar, el Jarama representó el primer banco de pruebas en el que se emplearon muchas de las armas y tácticas que se utilizarán en la II Guerra Mundial: las granadas de piña, los ataques de fuerzas acorazadas en masa, los combates de aviación… Por último, en el aspecto humano, la batalla del Jarama representa una visión reducida de lo que será la siguiente Guerra Mundial: hombres de cincuenta y cuatro nacionalidades se batirán en los campos del sur de Madrid.

Esta batalla se produce tras el fracaso del ejército nacional al intentar tomar Madrid mediante un ataque frontal. La estrategia franquista cambia, a partir de entonces se va a intentar completar el cerco de la capital cortando todos sus accesos. Para ello la carretera de Valencia era fundamental, ya que se trataba de la principal arteria que unía Madrid con la ciudad levantina, en la que por aquel entonces estaba instalado el gobierno republicano, y era el acceso más importante para los transportes que abastecían la a la considerable población, entre combatientes y civiles, que abarrotaba la capital.

El plan franquista consistía en un movimiento envolvente dirigido hacia Alcalá de Henares que cortaría la carretera de Valencia a la altura del pueblo de Rivas y el puente de Arganda. Las tropas nacionales serían dirigidas por el general Varela, militar de ideología carlista, poseedor de dos Cruces Laureadas de San Fernando y considerado uno de los generales más capaces del Ejército Español. El ataque tuvo que retrasarse varios días, hasta el 6 de febrero, debido a las fuertes lluvias, lo que provocó que el campo de batalla quedara cubierto de una espesa capa de barro. El primer ataque desbordó completamente las defensas republicanas; los sublevados, encabezados por la caballería y las tropas moras cruzaron el Jarama por los escasos puentes disponibles. Pero finalmente el ataque fue contenido en el altiplano que separa los valles del Jarama y el Tajuña por tropas republicanas que estaban preparadas para una abortada operación sobre Brunete. Allí la ofensiva se empantanó en un sangriento intercambio de ataques y contraataques. A finales de febrero, la batalla terminó por el agotamiento de ambos contendientes que, debido a la fiereza de los combates, carecían ya de reservas para explotar una posible ruptura del frente. La batalla había durado tres semanas y había provocado unas 16.000 bajas entre ambos bandos. Tras la batalla ambos bandos se dispusieron a fortificar el frente, que permaneció estable hasta el final de la Guerra.

Podría decirse que la batalla del Jarama acabó en empate, aunque los dos bandos reivindicaron la victoria. Los franquistas tomaron posiciones en la otra orilla del Jarama, desde las cuales tenían la carretera de Valencia a tiro de la artillería, lo que obligó a desviar el tráfico en algunos tramos. Los republicanos, por otra parte, impidieron que los nacionales alcanzaran sus objetivos, siendo esta la primera ocasión en el que el recién creado Ejército Popular es capaz de detener una ofensiva del Ejército de África, hasta entonces irresistible en campo abierto.

Al llegar a la zona de la batalla aparcamos cerca del antiguo monumento a las Brigadas Internacionales, que fue dinamitado por las tropas franquistas, y recorrimos andando la Cañada Galiana hacia el sur, para ver algunas fortificaciones frente al Pingarrón y la Colina del Suicidio, donde tuvieron lugar los combates más sangrientos de la batalla. Parece mentira, al ver esas elevaciones del terreno que apenas merecen el nombre de colina, las terribles sangrías que se produjeron en sus laderas. Claro, que una cosa es pasear un domingo de otoño acompañado por la brisa mañanera y otra avanzar a través de un infierno de barro y niebla hacia un tabor de regulares convenientemente reforzado por unas cuantas ametralladoras. En esta zona combatió la unidad de mi abuelo, la 66ª Brigada Mixta, que tuvo un índice de bajas de más del 50%. Después visitamos un monumento de Martín Chirino a los brigadistas internacionales y, alrededor suyo, los restos de las trincheras que defendían Morata y el valle del Tajuña, realizadas por el ejército republicano durante los meses posteriores a la batalla.

Tras la visita fuimos a comer a Morata de Tajuña, al Mesón El Cid, donde tienen un pequeño museo de la batalla. En él hay recogidas multitud de fotos sobre el conflicto, así como cascos, munición, armas e incluso varias cartas manuscritas de los participantes. Antes de la visita al museo, ya habíamos comido y he de decir que muy bien. Pedimos unos entrantes muy ricos y de segundo todos coincidimos en el cordero asado, que resulta ser especialidad de la casa. Con razón porque es uno de los mejores corderos asados que he probado en mucho tiempo. Cerramos la comida con diversas tartas caseras que aportaron un toque dulce a una jornada que había transcurrido en lugares de amarga memoria.

Si tenéis interés por visitar la zona hay varias asociaciones que se dedican al tema de la localización y restauración de los restos de la Guerra Civil en Madrid y sus alrededores; alguna de ellas también realiza visitas guiadas. Esa es otra de las utilidades que yo veo a los campos de batalla: con una adecuada promoción pueden convertirse en un polo de atracción turística en zonas que carecen de atractivos turísticos más tradicionales. Un ejemplo de esto son los campos de batalla de Waterloo y las Ardenas, situados en Bélgica y convenientemente explotados por el Turismo Belga. Aquí os dejo también la página web de una asociación que se dedica a la localización y divulgación de los restos de la batalla del Jarama donde podéis encontrar un folleto con rutas por la zona.

viernes, 16 de octubre de 2009

Fin de semana a remojo

Hace un par de fines de semana mi chati y yo nos fuimos al Balneario de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real). Fue mi regalo de cumpleaños y fue un acierto. Llegamos el sábado sobre las 12. Y tras registrarnos en la recepción, nos fuimos al pueblo más cercano (a unos 5 kilómetros más o menos): Santa Cruz de Mudela, donde Jajaja se compró un bañador en la única tienda de deportes del pueblo y nos tomamos un aperitivo con vino de la zona.

De regreso, comimos en el restaurante del hotel, que, por cierto, está muy bien. Tienen un menú que, sin ser muy variado, sí tiene un nivel de calidad muy aceptable. Y tras la siesta, vino lo mejor: “el circuito relax”. Durante una hora, estás en la piscina y vas probando los diferentes “chorros”. Como no meten a demasiada gente en cada turno, no suele haber problemas para ir pasando por todas las “variedades de chorro”. Y tras el bañito, vino el masaje: media hora de “frotaciones” con diferentes esencias por todo el cuerpo. Por cierto, a la mañana siguiente volvimos a repetir en la piscina.


Y limpios, relajados y arrugaditos, a media mañana dejamos el hotel para irnos dirección a otro pueblo del que nos había dado muy buenas referencias: Viso del Marqués. Esta pequeña población, situada también en Ciudad Real, respondió a nuestras expectativas. Especialmente, su magnífico palacio renacentista, perteneciente a los Marqueses de Santa Cruz, aunque desde hace algunos años se alquila a la Marina Española por un billete antiguo de una peseta al año. Se puede visitar a ciertas horas con guía y totalmente gratis.


Entre chorros y palacios, llegó el momento de llenar la alforja. Para tal menester, nos dirigimos a Valdepeñas. Por cierto, por las poquitas veces que he estado en esta población deduzco que los lugareños se pasan el día en la calle catando, como no podía ser de otra manera, sus exquisitos caldos. Nos hubiera encantado hacer lo propio, pero había que conducir de vuelta a casa. Bueno, para hacer honor a la verdad, he de decir, que nos pedimos una botella de medio litro para comer. Escogimos totalmente al azar un restaurante: La Venta del Comendador. ¡Y qué buena jugada del destino! La relación calidad precio nos dejó muy satisfechos.

Ya de vuelta a casa, de copilota y compartiendo mis reflexiones con Dionisio, llegué a la conclusión de que yo tenía que haber sido rica.

miércoles, 7 de octubre de 2009

San Antón 2020

Finalmente, el viernes, sucedió lo que todos sabíamos que iba a suceder: el COI siguió fiel a su criterio de la rotación de continentes y Madrid se quedó si los tan ansiados Juegos Olímpicos del 2016. Y digo yo: ¿Si todos sabíamos que iba a pasar algo así para que se ha producido el dispendio de fondos públicos que ha representado la promoción de la candidatura madrileña?

Pero, en lugar de unirme a la COPE, El Mundo y otras gentes de orden pidiendo la cabeza de Gallardón, seré más constructivo y propondré un nuevo reto olímpico que reemplace la quemada candidatura de Madrid: San Antón 2020. Este simpático barrio toledano de seguro que conseguirá la adhesión de todas las regiones y nacionalidades que forman el Estado Español. Su candidatura sin duda sorprenderá a los miembros del COI, pero estos no tendrán más que admitir que los tiempos de las ciudades, como los de los estados-nación han pasado. ¡Es la hora de los barrios!

Gracias a la fiebre urbanística que siempre acompaña a eso de las Olimpiadas, se terminará de una puñetera vez la obra del Paseo de San Eugenio (¡dos meses!, dos meses para picar una calle y volver a dejarla prácticamente como estaba). También finalizarán las obras de la pista de atletismo en el Parque de las Tres Culturas, un estadio donde el deporte se vive intensamente, donde la pista y las gradas están íntimamente unidas, tanto es así que desde la primera grada se le puede dar una colleja al atleta que corre por la calle de fuera.

Y es que si hay un lugar en España donde el espíritu deportivo se respira por doquier, ese es San Antón. El barrio de Julio Rey, un barrio donde vivimos Dorami y yo, que vamos a bailes de salón y tenemos la Wii, donde viven también al Monstruo y su partenaire, que son verdaderos atletas sexuales, o la vecina cotilla y su hermano, que son unos especialistas en vallas (han afanado dos de la obra con las que se pasan todo el día arriba y abajo, intentando que no aparque en nuestra calle nadie que no viva en ella). Y eso por no hablar de los alumnos del instituto de enfrente, que se saltan las clases con una soltura que ya hubiese querido Sergei Bubka en sus años jóvenes.

Se trata de una apuesta arriesgada, pero en mi opinión es un reto apasionante. El Comité Olímpico Internacional no puede dejar sin recompensa la ilusión de todos los vecinos y vecinas de San Antón por organizar unas Olimpiadas. Y si finalmente no se consiguen los Juegos, no importa, al fin y al cabo nos habremos pasado cuatro años de viajes por todo el Globo y de cuchipandas con la excusa de agasajar a los miembros del COI, todo ello a costa del sufrido contribuyente. Ya está bien de que solo se beneficien los de siempre, los demás también queremos chupar del bote.

Por ello, imbuidos del Espíritu Olímpico, cantemos todos juntos el himno de las Olimpiadas en honor a la nueva candidatura:

OLIMPIADA CON BAYETA,
OLIMPIADA CON ESTROPAJO,
RELUCIRÁ SU CAZUELA
CON DETERGENTE CASCAJO.

¡¡¡VIVA SAN ANTÓN 2020!!!

miércoles, 9 de septiembre de 2009

¡Boicot!

Me he enterado a través del blog Microsiervos que hoy, 9 de septiembre de 2009, es el Día Sin Gatos en Internet. No tengo ni idea de a quién se le ha ocurrido (aunque sospechamos de Suntzu) ni por qué. Pero desde "Gatos en Carnaval" queremos mostrar nuestra más absoluta repulsa por esta proscripción de los felinos de la red de redes. Por ello, vamos a boicotearla y os invitamos a todos vosotros, amigos de "Gatos en Carnaval", a uniros. ¡Luchemos por un Internet libre, también para los gatos!

En primer lugar os vamos a ofrecer un vídeo de Doraemon, el gato cósmico, icono de este blog:


Doraemon - La gorra de la imaginacion
Cargado por Superkra007. - Clica para ver más videos divertidos.

A continuación una canción: Nina Simone en "My baby just cares for me".



¡Nadie podrá callar nuestros maullidos!

lunes, 7 de septiembre de 2009

Como un bebé

¿Os acordáis de McCain, el republicano que perdió ante Obama las pasadas presidenciales de EE.UU.? En su primera aparición televisiva tras la derrota electoral, le preguntaron qué tal lo llevaba. Esta fue su respuesta:

He estado durmiendo como un bebé: duermo dos horas, me despierto y lloro, duermo dos horas, me despierto y lloro…

¿Os imagináis algún político español con el suficiente sentido del humor para pronunciar estas palabras?

(Visto en El guionista hastiado).

martes, 1 de septiembre de 2009

Ellos robaron la picha de Hitler

Poco después de la caída de Berlín en manos del Ejército Rojo, un grupo de soldados soviéticos entró en el bunker de Hitler. Allí encontraron el cadáver del Führer y, llevados por la ira, al encontrarse con el causante de tantas desgracias para su país, desnudaron el cuerpo y lo golpearon. Uno de los soldados, Vasiliy Zudropov, decidió llevarse como souvenir la cabeza del dictador alemán, pero, finalmente, optó por otra parte del cuerpo que podía transportarse de forma más cómoda y discreta: el pene. Así que Vasiliy volvió a Rusia con su extravagante trofeo en el bolsillo...

Esto, que podría parecer el comienzo de una película de serie B, es real, o al menos eso asegura Ivan Zudropov, el hijo de Vasiliy. En noviembre de 2003 este individuo puso en venta el citado apéndice por 18.000 dólares, admitiendo que se le realizasen pruebas de ADN para verificar su autenticidad. Aun así, el testimonio de Iván resulta difícil de creer, ya que es poco probable que, dada la importancia que daba Stalin a la localización del cadáver de Hitler, alguno de sus soldados se hubiera atrevido a mutilarlo. De todas formas, nunca se ha demostrado la falsedad de la historia, ni la del curioso souvenir...

He introducido esta breve historia al comienzo de mi artículo por su relación con el título y, por qué no admitirlo, a causa de que no hay mucho que decir sobre la película del mismo nombre. “Ellos robaron la picha de Hitler”, segunda película de Pedro Temboury, es un tostoncete absolutamente prescindible. El argumento es el siguiente: En unas excavaciones en Berlín descubren el pene de Hitler conservado en un frasco. Un científico nazi refugiado en la Costa del Sol envía a un grupo de descerebrados neonazis a robarlo, con el fin de utilizarlo para clonar a un nuevo Führer. Los neonazis tendrán que competir con un grupo de feministas radicales que coleccionan penes de hombres famosos y que también quieren hacerse con la reliquia.

El argumento, como podéis ver, es de traca y la película está hecha con cuatro duros y se nota, tiene todo un aire de lo más cutre. Pero, quizá, con algo de imaginación, del estúpido argumento y del cutrerío podría haberse sacado una película divertida, como el anterior largometraje de su director, “Kárate a muerte en Torremolinos”. “Ellos robaron la picha de Hitler” es, en cambio, sosa y sin gracia. Los mejores chistes son uno de pedos, al comienzo, y otro burdamente plagiado del “Jovencito Frankenstein”. La tensión brilla por su ausencia y los único que te produce algo de incertidumbre son los bandazos que da el errático guión. Por otra parte, el elenco masculino, encabezado por Manuel Tallafé, realiza unas interpretaciones bastante mediocres. Del trabajo de las actrices, mejor no hablar, porque es evidente que han sido elegidas más por otras razones, como el tamaño de sus pectorales, que por sus habilidades interpretativas.

Si algún día queréis echaros unas risas con unos colegas viendo una película cutre, os recomiendo la citada “Kárate a muerte en Torremolinos” o una película que comentó ya hace tiempo Dorami, “Jesucristo, cazador de vampiros”, porque “Ellos robaron la picha de Hitler” solo puede ser considerada un divertimento admisible por alguien emporrado hasta prácticamente la inconsciencia.

De todas formas, por si sois de esta gente que quiere quedar entre sus conocidos como un individuo extraño, perturbado y, posiblemente, peligroso, y, por ello, os apetece ver algunas imágenes de esta película para luego poder comentarla, aquí os dejo el trailer:



No digáis que no os había advertido.

P.D.: Afortunadamente, en las últimas dos semanas he visto tres películas que me han reconciliado con el cine después de una temporada de sequía cinematográfica. La primera, esa joya de Pixar con nombre de bebida carbonatada: “Up” Después una seudo-comedia romántica española, “Pagafantas”, que, sin ser ninguna obra maestra, resulta muy divertida y te hace pasar un rato agradable. Por último “Desgracia”, basada en la novela del premio Nóbel J. M. Coetzee, libro que provocó que Dorami se fijase en mí por primera vez. La película, protagonizada por John Malkovitch, es muy buena, pero de muy mal rollo, la verdad.

martes, 25 de agosto de 2009

Asturias monumental

Cuando entrevistan a los turistas foráneos en la televisión asturiana, muchos de ellos apuntan como alicientes para su visita el clima y “lo verde”. Pues bien, en Asturias no solo hay “verde”, también tiene otros muchos atractivos de orden cultural (y no me refiero sólo a la cultura gastronómica) que merece la pena conocer. Así que empecemos con los monumentos.

No me refiero a este tipo de monumentos (aclaro):


Dejemos a Dorami, que está muy entretenida poniendo poses a lo Sports Illustrated en la playa de Llanes, y vamos con las piedras…

El Prerrománico asturiano: Ir a Asturias y no conocer el Arte Prerrománico no tiene perdón de Dios ni de los santos. Se trata de un estilo arquitectónico que, combinando elementos de otras culturas y aportando innovadoras soluciones, llega a crear un arte propio. El conjunto prerrománico del Naranco (no confundir con el Naranjo), en Oviedo, es imprescindible. Además, desde Santa María del Naranco tenéis una estupenda vista sobre la ciudad. Otros lugares que también merece la pena conocer son la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo (y así aprovecháis para visitar dicha catedral, que es preciosa), San Julián de los Prados (muy cerca del Campus del Humanidades de la capital), con sus pinturas murales recientemente restauradas, y Santa Cristina de Lena (a un par de kilómetros de Pola de Lena), célebre por conservar su iconostasis. En esta web tenéis más detalles sobre el Arte Prerrománico asturiano y sus principales ejemplos.

Gijón romano: Gijón no es solo playa y ambientazo. Gijón tiene historia. Y parte de ella está enterrada precisamente allí, junto a la playa de San Lorenzo. Bajo la Iglesia de San Pedro se encuentran las antiguas termas romanas de Gijón, construidas cuando esta ciudad era uno de los puertos en la ruta marítima hacia las Islas Británicas. Otro vestigio de la presencia romana en Gijón es la villa de Veranes, junto a la AS-11, entre Gijón y Oviedo. Se trata de una típica villa campestre de alguno de los potentados locales, combinando la función residencial y la de explotación agraria. Presenta algunas particularidades, como su menor tamaño comparada con otras que hemos visitado, como Carranque, y la galería orientada hacia el sur en lugar del patio tradicional. Por último, os recomiendo visitar la Campa Torres, donde se encuentran las excavaciones de la población prerromana y desde donde, también, podréis disfrutar de una gran vista de Gijón.

Avilés celta: Avilés tiene fama de ciudad industrial, fea y gris, cubierta por las cenizas desprendidas por la industria del acero. Hay que admitir que algunas zonas de la ciudad hacen honor a su fama, pero el centro es muy bonito, está muy bien cuidado y merece la pena visitarse. Además es un lugar en el que durante el verano se realizan numerosas actividades culturales. El día que fuimos nosotros nos encontramos inesperadamente con que se estaba celebrando Beltaine, un festival intercéltico. Entre las actividades que se desarrollaban había numerosos conciertos por toda la ciudad, pasacalles, competiciones de deportes tradicionales, un torneo de ajedrez… Nosotros estuvimos tomándonos unas sidras mientras escuchábamos a grupos venidos de Galicia, Escocia, Irlanda… y, después de cenar, en un par de conciertos. Uno de ellos fue el de los bretones Taran, un vídeo de los cuales os dejo a continuación:



Oviedo futurista: Oviedo no es solo piedras viejas y barrenderos con mangueras regando las calles bajo la lluvia (verídico). En el solar que dejó la demolición del antiguo Carlos Tartiere se levanta en la actualidad un futurista edificio conocido como el “Cangrejo” o el “Calatrava”, obra de dicho arquitecto. El edificio en cuestión, que alberga un centro comercial y parte de las consejerías del Principado, parece salido de una película de Star Trek. De hecho, pegaría más que a su alrededor revoloteasen ornitópteros tripulados por vulcanianos y klingons que estar rodeado por esos edificios de los años setenta entre los que está encajonado.

Salas: Dejamos las grandes ciudades asturianas para trasladarnos al Occidente. Salas es la capital del concejo del mismo nombre y se encuentra en la Comarca Vaqueira, de la que ya hablamos en algún artículo anterior. Su época de máximo esplendor fue desde el siglo XVI al XIX. En el siglo XVI fue edificada la Colegiata de Santa María la Mayor, mandada construir por don Fernando de Valdés, secretario de Carlos V, cuyo sepulcro, obra de Pompeo Leoni, se encuentra en este edificio. También se puede visitar la torre medieval, en cuyo interior se encuentran la oficina de turismo y el Museo de Arte Prerrománico de San Martín. Esta torre está adosada al Palacio de Valdés-Salas, que en la actualidad es un hotel. Ya al Barroco pertenecen otras construcciones civiles como la Casa de Miranda o el Palacio de Casares.

Taramundi: Este concejo, en el límite con Galicia, se hizo famoso con la visita de Zapatero hace unos años. Aunque la capital del concejo no merece la pena, la exhuberancia de sus bosques, lo quebrado del paisaje y la peculiar arquitectura de sus pueblos y aldeas llaman la atención al visitante de fuera de Asturias. En una de estas aldeas, Teixois, muy cercana a Taramundi, podéis visitar además un museo de útiles movidos por la fuerza del agua: el molino, el batán, la piedra de afilar… incluso una fragua soplada por efecto Venturi.

MUMI: Por último, un museo, el Museo de la Minería y la Industria Asturiana. Situado en El Entrego, muy cerca de Pola de Laviana, realiza un recorrido por la minería y las actividades auxiliares a esta. Podéis ver como funcionaban distintos tipos de bombas (de las de bombear, no de las de explotar) accionadas por la fuerza del agua, de los animales o del vapor, repasar la historia de los explosivos, desde la pólvora a la goma-2, contemplar diversos útiles para la enseñanza y la práctica de la medicina en el s. XIX y principios del XX o recorrer la estrella del museo, una mina de carbón en la que se observa la evolución de la minería, industria impulsora de la economía asturiana hasta su reconversión y la paralización de casi todas las explotaciones.

Hasta aquí estas recomendaciones basadas en nuestras últimas vacaciones por Asturias. Naturalmente esta región tiene muchos más lugares y atractivos de los que he desgranado en estos dos artículos, pero también tiene su gracia descubrirlos por vuestra cuenta, ¿no?

martes, 18 de agosto de 2009

Enemigos públicos

El sábado pasado estuve en el cine con mi amigo David viendo la última de Johnny Depp: Enemigos públicos. Esta película cuenta la historia de John Dillinger, una especie de Robin Hood a la americana, un tipo que roba a los ricos… para quedárselo él (eso de repartirlo entre los pobres huele sospechosamente a comunismo). Tanto el protagonista, el señor Depp, como el resto del reparto, entre el que se encuentra Christian Bale, realizan un buen trabajo. Por otra parte, la ambientación (hablando de una película que transcurre en los años 30, tras la Gran Depresión) está bastante cuidada. Pero aun así la película no engancha y se hace en algunos momentos un poco pesada.

Podría argüirse que el problema de esta película es que su protagonista nos resulta demasiado lejano: Dillinger fue una celebridad en los EE.UU. de su tiempo, pero aquí nos resulta prácticamente desconocido. Vamos, que sería como intentar venderles a los americanos una película sobre el Dioni. Claro, que eso no debería ser un impedimento para una película resulte interesante, si tiene un buen guión. Ese es el problema: el guión.

John Dillinger se nos intenta presentar como una especie de héroe para el americanito de a pie, pero no se nos consigue dar ninguna explicación a su popularidad. Porque la elevación a los altares de un delincuente violento, aficionado a las metralletas y que acostumbra a tomar como rehenes a bellas señoritas para parapetarse tras ellas al abandonar la escena del delito, resulta difícil de creer. ¿Será por qué en uno de sus atracos, mientras huía con todo el dinero del banco, renuncia a coger la calderilla de un pobre tipo que andaba por allí? Dejemos de lado los recursos de guionista primerizo y recurramos a la Historia: Por lo visto los americanos, tras el Crack del 29 no estaban demasiado contentos con sus bancos; instituciones que anduvieron dando créditos a troche y moche durante la época de vacas gordas y que se apresuraron a ejecutar hipotecas en cuanto a las cosas fueron mal y empezaron a llegar los impagos (vamos, como en la actualidad). Así que veían con simpatía a un tipo que se dedicaba a hacer la puñeta a los tan odiados banqueros. Eso podría ser una explicación, pero en la película esto no aparece por ninguna parte, de hecho, ni siquiera se nota que estamos en la época de la Depresión, los personajes se mueven en un mundo de hoteles, restaurantes y “night-clubs” de moda, donde no se percibe la miseria del ciudadano de a pie.

Por otro lado, para tratarse de una película de policías y “gangsters”, está escasa de suspense, resulta bastante previsible. Los únicos momentos en los que nos sorprenden son aquellos en los que, aunque seguimos tanto las actividades de Dillinger como la de los agentes del FBI que le persiguen, se producen situaciones completamente arbitrarias. “¿Qué hacen esos policías ahí? ¿Cómo sabían donde iba a estar la banda? ¿Me he perdido algo?” Quizá un par de escenas que alguien ha cortado en el montaje porque la película se estaba haciendo demasiado larga.

En fin, una película que formalmente no está mal, pero que pierde mucho debido a una trama mediocre y tramposa. Podéis ir a verla y olvidarla diez minutos después de salir del cine o bien, ver el trailer, que a continuación os ofrezco, que, más o menos, trae condensada toda la película:

jueves, 13 de agosto de 2009

Asturias, Paraíso Natural

Parece ser que, debido a la famosa crisis económica, los españoles estamos cambiando nuestros hábitos vacacionales. Este año, en lugar de viajes al Caribe o a Viena-Praga-Budapest, lo que se lleva es el turismo nacional. Y, a ser posible, gastando poco. Las vacaciones en el pueblo, que abandonamos cuando éramos “uropéos” y “yupis” y solo recordábamos de verlas en “Cuéntame”, resurgen con toda su fuerza. ¿Dónde se va a estar mejor que en casa del tío Celedonio, que nos da comida y cama por el competitivo precio de 0 €? Eso sin hablar de los beneficios para la salud de la dieta mediterránea. Esos chorizos y ese lomo de orza no los tienen ni en “Londón” ni en “Niu Llor”, se pongan como se pongan.

Dorami y yo también nos hemos apuntado a la moda de volver a las raíces, aunque no debido a la crisis económica: cuando la dichosa crisis termine (aunque yo soy pesimista en lo que se refiere a su duración), nosotros probablemente sigamos metidos en una hipoteca. Vamos, que nos estamos comprando un piso.

Así que este año hemos pasado nuestras vacaciones en Asturias, dedicándonos a lo que el Gobierno del Principado, jugando con el lema turístico “Asturias, Paraíso Natural”, ha decidido llamar “paradising”. Esto del “paradising” no sé muy bien si es un barbarismo del estilo de “footing” o una especie de venganza contra la Pérfida Albión por ofensas pasadas, presentes y futuras: “Vosotros no nos devolvéis Gibraltar, pues nosotros os vamos a dejar el idioma que no lo va a conocer ni la madre que lo parió”.

Dentro de nuestro periplo astur, hemos recorrido varios lugares que hacen honor a lo de “Paraíso Natural”. Paso a continuación a comentároslos, en parte por poneros los dientes largos, en parte por si os sirve de ayuda a la hora de pasar unos días por aquellas tierras.

La Isla de Deva: al parecer en la costa norte asturiana tienen la ambición de crear una ruta de senderismo que recorra todo el litoral. De momento hay algunos tramos, como el que une el playón de Bayas con el pueblo de Arnau, muy cerca del aeropuerto. Nueve kilómetros de acantilados, playas y bosquecillos, en la que podréis contemplar la Isla de Deva, la más grande del litoral asturiano e importante reserva de aves.

El “Camín Encantáu”: o “Camino Encantado”, en cristiano. Comienza en Puentenuevo, un pueblo del concejo de Llanes Se trata de una rutilla circular de unos 9 km. por el valle de Ardisana jalonada por una serie de estatuas de madera de personajes provenientes del folklore asturiano, como el Nuberu o el Pataricu. El entorno es de bosques y campos de labor, atravesando varios pueblos. Está bastante bien marcada, excepto un tramo en el centro, cuando pensamos que nos habíamos perdido. Claro, que como no hay mal que por bien no venga, acabamos en el bar Palacios, sito en el pueblo del mismo nombre, ante unos tercios de Mahou y una fuentes de huevos fritos con patatas, chorizo y jamón, que no se las saltaría ni el primo gitano de Sergei Bubka.

Las cuevas de Valporquero: éstas no están en Asturias, sino en la vecina provincia de León. Un día nos acercamos a León, a conocer a Batman, el vástago de Marramiau y su Chi-co, y aprovechamos para pasarnos por allí, ya que se encuentran muy cerca de la carretera entre Oviedo y León. No creo que vaya a descubrir a nadie lo que es una cueva kárstica. Basta decir que es muy grande, con salas verdaderamente impresionantes.

Ruta de las Xanas: volvemos al senderismo con una ruta corta, unos 4 km., pero que tiene su miga. Sigue el trazado de un intento de carretera colgada sobre el desfiladero de las Xanas. El comienzo está en un área recreativa, entre los pueblos de Tuñón y Villanueva. El camino comienza con unos fuertes repechos que te llevan a la mitad de la pared, a un camino tallado en la roca, en ocasiones peligrosamente estrecho. Pero, desde luego, la vista merece la pena. Luego, según vas avanzando hacia el nacimiento del río, el nivel de éste sube y el camino es más amplio, cobijado entre la vegetación de la ribera. Unas larguísimas escaleras dan paso al pueblo de Pedroveya. Para descender se puede hacer por el mismo sitio o por el valle vecino, lo que la transformaría en una ruta circular de 9 km.

Subida al Lago del Valle: en pleno Parque Natural de Somiedo tenemos esta ruta, de unos 5 km. y poco exigente físicamente. Aunque comienza en L’Auterio, ya podéis ver los carteles que la marcan en Pola de Somiedo. Al final de la ruta hay un gran lago rodeado de montañas donde podéis refrescaros después de la caminata.

Playa de Barayo: como no todo van a ser rutas en este apartado, aquí tenéis una playa donde relajaros un poco. Aunque eso sí, una playa un poco apartada, a la que se accede por un camino que os llevará una media hora desde el aparcamiento en el pueblo de Vigo, muy cerca de Luarca. También se puede descender por una escalera en el acantilado, pero esta yo la recomiendo mejor para subir, porque es prácticamente un despeñadero con escalones. Es una playa preciosa y, aunque hay bastante gente, no está masificada. Es una playa en parte nudista, los nudistas se concentran sobre todo en la parte más lejana al aparcamiento, aunque puedes encontrarlos por toda la playa, dando un paseo a la orilla del mar. Advertencia: no hay servicio de socorrista, ni nada que se le parezca.

Ruta del Cares: probablemente la ruta de senderismo más popular de Asturias. Comienza en Poncebos, en el concejo de Cabrales, y finaliza en Caín, en la provincia de León. Discurre por el desfiladero del río Cares, un verdadero tajo que atraviesa de sur a norte el corazón de los Picos de Europa. Tiene 12 km. de larga, con un par de kilómetros al principio bastante durillos. A partir de los Collados el camino es muy suave, prácticamente un paseo. Esto explica que los días que hace bueno aquello parezca una romería. Si una vez llegados a Caín no os apetece meteros las 3 horas que viene a suponer la vuelta, podéis alquilar allí un taxi. Claro, que los 12 km. de camino se transforman en más de 100 por carretera, unas dos horas de coche, por lo que supongo que no saldrá barato.

Creo que ya tenéis suficientes ideas si os da por pasar unos días en el Principado y os apetece, como a nosotros, explorar sus riquezas naturales. En el siguiente artículo hablaré sobre la Asturias más urbanita y monumental: museos, iglesias, supermodelos… Ya sabéis, cosas de esas.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Militancia política

Tener conciencia política es algo que a uno puede complicarle mucho la vida, pero pertenecer a un partido político la simplifica bastante. Funciona como tantas y tantas filias, como las religiosas o deportivas: ¿Para qué ser fiel a un equipo, a una iglesia, a una ideología? Para reducir el número de decisiones y observaciones que uno tiene que hacer al dia. Es como los anuncios de comida precocinada: "Gane tiempo para usted, señora, que bien que se lo merece".

jueves, 23 de julio de 2009

Homenaje a “Máiquel Llacson”

Estos días que estoy de rodríguez, por las noches estoy viendo la colección completa de un programa de investigación, llamado “La Hora Chanante”, que se emitió hace algunos años por una televisión de pago. Varios de los reportajes que aparecen en este programa sobre “Máiquel Llacson” no los he visto estos días en ninguna cadena, a pesar del bombardeo al que hemos estado sometidos con motivo de su fallecimiento, con programas especiales hasta en la sopa. Me parece que estos documentos poseen la suficiente calidad e interés para que no sean pasados por alto, por lo que, aprovechando que muchos de estos vídeo están en “YuTub”, me he decidido a escribir este artículo dedicado al Rey del Pop. Va por ti, “Llaco”.

El primer vídeo es un reportaje grabado en la residencia de “Máiquel”, “Neverlan”, donde él, en primera persona, nos habla de distintos aspectos de su vida y su personalidad. Una narración impactante, donde la estrella nos sorprende con su humanidad:



El siguiente documento es una polémica entrevista que concedió “Máiquel” al periodista hindú Bashir Ragout:



Las acusaciones que sufrió “Máiquel” y su consiguiente juicio marcaron el punto más bajo en la vida profesional y personal del Rey del Pop. Lo que es menos conocido es que el juez instructor precintó “Neverlan”, teóricamente para impedir la destrucción de pruebas que afectaran al caso y, además, embargó sus cuentas en prevención del pago de una indemnización que se presumía millonaria. Esto le llevó a tener que compartir piso con un par de fracasados comicastros, Ernesto Sevilla y un tal Joaquín Reyes. Aquí tenemos imágenes exclusivas de este triste periodo en la vida de “Llaco”:



Terrible, terrible... “Me se” saltan las lágrimas. Hay que ver que gentuza. A estos dentro de dos días los vemos en “La Noria” vendiendo la exclusiva, diciendo que eran sus mejores amigos... ¡Escoria!

Como todos sabemos, las acusaciones contra él eran completamente falsas. A continuación un vídeo, rodado con cámara oculta en la sala del juicio, en el que se destapa el montaje urdido contra “Maiquel”:



Por último, un vídeo premonitorio, en el que aparece el Rey del Pop junto a Madonna, la Reina del Pop, en el entierro de Prince. Poco podíamos imaginar en ese momento que también él nos sería arrebatado prematuramente:



Bueno, ya sé que había dicho que el anterior vídeo sería el último, pero no puedo terminar este artículo sin dejar aquí una de sus canciones. Su música nos lo recordará eternamente:



¡Aaah! “Máiquel Llacson” ha vuelto de la tumba...

lunes, 20 de julio de 2009

Duelo de "gigantes"

Pensaba yo que éste iba a ser un verano tranquilo, sobre todo teniendo en cuenta que me encuentro alejada de los calores de Toledo en mi pueblo, que no se caracteriza precisamente por estar abarrotado de turistas, pero los acontecimientos no dejan de sorprenderme. En este punto sería interesante que releyeseis un antiguo artículo del blog: “Cucarachas, enanos y enanos gigantes”. ¿Lo habéis leído ya? Bueno, pues ya puedo seguir: martes 14 de julio (hora de la siesta para ser más precisa). Mi madre, que a todas horas busca una excusa para comer, se pone a hacer un café (“para mojar algo”). Nos sorprende el ruido del vecino de arriba (el enano, recordad). Nos asomamos por el balcón y vemos que en la calle hay aparcada una furgoneta de reparto de donde salen un par de “tiarrones” con varias cajas y con un sofá.


Con gran esfuerzo (deduzco por sus jadeos) suben la escalara hasta el piso donde vive el enano. Cuando toda la mercancía estaba arriba empezamos a escuchar una discusión cada vez más altisonante. La secuencia exacta de los acontecimientos es ésta: voces-disparos-huida escaleras abajo-llegada de la guardia civil-detención del enano (con esposas incluidas)-traslado al calabozo-regreso un día después a la casa con ostensibles muestras de la violencia de las “fuerzas del Estado”.


En cuanto a mi madre se le ralentizó el ritmo cardiaco (el susto, sobre todo a raíz de los disparos, fue macanudo) inició la investigación de los hechos: al enano lo convencen unos comerciales para comprar un sofá en el que si se sienta le van a crecer la piernas. Por si eso fuera poco, además, con la compra le regalan una cadena musical y un teléfono móvil. Además, sólo tiene que hacer un pago inicial de 50 Euros. Claro, y aquí es donde vino el problema, una vez servido el producto, debería hacer frente a la siguiente letra, bastante más abultada. El enano se niega a pagar más dinero (creía que con los 50 Euros iban más que sobrados) y también se opone a que se lleven la mercancía. Ante tal situación, como si de un western se tratase, no le queda más recurso que desenfundar su arma. Si ya lo digo yo, estas películas del Oeste que nos ponen todas las tardes en las televisiones locales, están haciendo mucho daño…

En fin, el caso es que, como adelantaba unas líneas más arriba, tuvo que venir la guardia civil y llevárselo detenido. Del sofá, la cadena y el móvil no sabemos qué habrá sido. Lo que sí es seguro es que los repartidores no pisan más mi pueblo.

Por cierto, mientras escribo estas líneas, el enano, que ya está de regreso en el piso de arriba, está haciendo la colada. ¿Qué cómo lo sé? Pues porque cada vez que pone la lavadora se le escapan riadas de agua que caen sobre nuestra galería. Menos mal que lava poco. Claro y hemos tenido que subir a decírselo. Pensamos en echarlo a suertes, pero como mi padre es el mayor de la familia, lo hemos mandado a él. Afortunadamente, esta vez no hubo disparos…

miércoles, 15 de julio de 2009

Ávila Medieval

“¿Ande andáis?”, preguntaba Suntzu en los comentarios del último artículo. Pues yo ya estoy de vuelta, tras cinco días en los cursos de verano de la UNED y un fin de semana de romería en Asturias. Dorami se ha quedado en su tierra, donde, como siempre, siguen pasando cosas de lo más chocante, esta vez involucrando camiones de mudanzas, enanos y violencia. Pero, como decía Michael Ende, esa es otra historia y será contada en otra ocasión (esperemos). Por de pronto hoy nos vamos a centrar en Ávila y sus cursos.

Nos alojamos en el Hostal El Rincón, dentro de la muralla, al lado de la Plaza del Mercado Chico y muy cerca de la Puerta del Mariscal. En pleno centro, vamos, y con una situación bastante buena a la hora de ir al lugar de celebración de los cursos, la Universidad Católica de Ávila. La habitación doble nos salió por 45 euros y estaba bastante bien: limpia, renovada hace poco y de un tamaño aceptable. El problema (siempre hay un problema, que sería de este blog sin nuestros problemas) era el bombín de la cerradura de la puerta de la calle, que no iba demasiado fino. El método para abrir la puerta y no pasar la noche al raso era que yo tirara y empujara rápidamente de la puerta mientras Dorami trasteaba con la llave en la cerradura. La puerta de nuestra habitación tampoco funcionaba bien, aunque en ese caso el peligro era menor: de congelación, se entiende, porque maldita la gracia que nos hubiese hecho dormir tirados en un pasillo.

Bastante cerca del hostal, en la calle de los Comuneros de Castilla encontramos un restaurante, llamado Tres Siglos, donde se comía bastante decentemente de menú: no estamos para dispendios. Como por la noche parece que apetece algo en plan de picoteo, os recomendaré otro sitio, el Restaurante Puerta del Alcazar, que, a pesar de su nombre, está frente a la Puerta de las Carnicerías. Muy ricas las tostas, las papas revolcones (plato típico abulense) y los canutillos de cecina rellenos de foie. También son muy recomendables los helados artesanos. Para tomar una copa nos recomendaron un par de garitos en la Avenida de Portugal: el Delicatessen y el España y Olé. Al primero no fuimos, aunque no tenía mala pinta desde fuera; estuvimos en el España y Olé, un lugar que os encantará si sois aficionados a la decoración taurina y las banderas rojigualdas; a Dorami y a mí nos hizo mucha gracia (tenemos cierta vena de amantes de lo “kitsch”) y nos quedamos allí.

La parte monumental del viaje fue bastante reducida, debido a que estábamos en los cursos a las horas de visita de los monumentos. De todas formas sacamos un rato para ver la Catedral, de estilo gótico inicial. Su exterior engaña, la visita es imprescindible.

En cuanto a los cursos, dejaré que Dorami os hable del suyo, si le apetece. Yo me voy a referir solo al mío, “Imágenes de la Edad Media”, en principio centrado en los tópicos que hay sobre ciertos aspectos de la Edad Media y la interpretación de la investigación histórica sobre ellos. Aquí están algunas cosas que me llamaron la atención:

Mujeres: Frente a las palabras de Santo Tomás, que toma de Aristóteles la idea de que la mujer es un hombre imperfecto, o a la imagen de la mujer medieval que esperaba bordando a que llegara un trovador que le aliviara un poco el tedio, aunque solo fuese con una romanza, tenemos a mujeres como Leonor de Aquitania y María de Molina que jugaron un papel de primer orden en la política de la época. Tampoco podemos olvidar a las mujeres del pueblo llano que trabajaban en los campos, en los talleres, en los mercados, porque así lo exigía la alimentación de sus familias.

Caballeros andantes: Los caballeros andantes sí que existieron. Sobre todo en la Baja Edad Media había cientos de caballeros pululando por Europa socorriendo a viudas y doncellas, defendiendo la fe, tomando parte en justas y torneos y saciando su apetito en pantagruélicos banquetes. Uno de ellos fue Suero de Quiñones, caballero castellano que, a causa de su amor no correspondido por una dama, se colocaba todos los jueves una argolla en torno al cuello. Para liberarse de ella pidió permiso al rey Juan II para organizar un paso honroso. Un paso honroso consistía en un grupo de caballeros que se comprometían a defender un paso obligado de un camino contra todo caballero que quisiese pasar por él. La existencia del paso honroso se publicaba por toda la Europa cristiana y a él acudían decenas de caballeros deseosos de probar su valor y su destreza con las armas.

La guerra: La guerra en la Edad Media era más compleja de lo que solemos pensar, pero se llevaba a cabo de forma diferente a épocas anteriores y posteriores, adaptándose a las limitaciones, fundamentalmente organizativas, que padecían los ejércitos medievales. La forma más habitual de hacer la guerra era mediante expediciones de saqueo, algo poco espectacular pero con menores riesgos que las batallas campales, más beneficios económicos y de gran efectividad a largo plazo. Si se quería conquistar territorio había que pasar al asedio de plazas fuertes: una fortificación era casi imposible de tomar por asalto, la mayor parte de las tomas de plazas se producían porque se rendían por hambre, gracias a traidores o porque la voluntad de resistencia de los defensores estaba muy quebrantada tras largos años de saqueo de sus tierras (como sucedió en Toledo). Las famosas batallas campales, que aparecen en toda película medieval que se precie, eran muy escasas y se evitaban casi siempre que se podía, ya que representaban un gasto de recursos considerables y en muchas ocasiones no servían para nada. Una excepción a esta regla sería las Navas de Tolosa, donde Alfonso VIII sí buscó la confrontación con el ejército almohade.

Medicina: La medicina islámica tiene fama de ser la más avanzada de la época, y de hecho lo era. Lo que es menos conocido es que se basaba fundamentalmente en las medicinas griega y romana. De hecho los cristianos occidentales conocen estas medicinas a través de los musulmanes. Lo que sí parece que es una exageración es la maestría a la hora de practicar la cirugía que se atribuye a los médicos musulmanes. Todos los tratados médicos musulmanes reservaban un capítulo a la cirugía, pero se cree que esto tiene más de tradicional (ya que estaba en las fuentes grecolatinas, como sucedía con la rabia) que de verdadera práctica habitual. De hecho, en uno de los dos tratados íntegros de cirugía que se conocen, después de detallar cada una de las intervenciones que relaciona, el autor dice que él no la ha realizado nunca, ni conoce a nadie que la haya hecho y que ni siquiera ha oído que se llevase a cabo en ninguna parte.

La Alhambra: El estudio de la Alhambra tiene que tener en cuenta que fue modificada tras su conquista por los Reyes Católicos y también su propia evolución en el tiempo. Lugares concebidos como habitaciones familiares por un emir pueden convertirse, con la edificación de otras estancias por parte de un sucesor, en dependencias para el servicio. Una de las teorías más curiosas que nos contaron fue la de que el famoso Patio de los Leones era en su origen una tumba, teoría que su ponente defiende con planos de buen número de edificaciones norteafricanas cuya función es esa y que presentan una estructura muy similar al citado patio y sus edificaciones aledañas.

Ya es bastante por hoy, que os vais a dormir con tanta brasa. Antes de despedirnos solo quería añadir que no creáis que esto de los cursos de verano es todo estudio y nada de diversión. Conocimos a gente muy maja, como Joana, Neva y Silver, con los que nos reímos mucho y lo pasamos muy bien. También nos reencontramos con Sonia, una amiga de Marramiau a la que conocimos en Albarracín, y Sergio, su churri. Besos y abrazos desde Gatos en Carnaval a todos ellos.

lunes, 29 de junio de 2009

Tengo poderes

Por fin ha terminado la Copa Confederaciones, ese torneo entre las “mejores” selecciones del que la mayor parte de los españoles nunca habíamos oído hablar hasta este verano. Y ha terminado dentro de la mejor tradición de nuestra selección: Tras pasar con autoridad la fase de liguilla perdimos en un partido en el que dominamos contra un rival presuntamente inferior. Lo mismito que habría pasado en la Eurocopa si el partido contra Italia se hubiera decantado por los transalpinos en la lotería de los penaltis.

El caso es que la noche del viernes al sábado, soñé con el partido por el tercer y cuarto puesto, el España-Sudáfrica. A la mañana siguiente se lo conté a Dorami, así que ella pude dar fe de mis palabras. En mi sueño estábamos Dorami, mi padre y yo viendo el encuentro por la tele. Tras un buen rato de partido, en el que España se mostraba superior, se adelantaron los sudafricanos. Los ataques españoles arreciaron sobre la portería africana pero el gol no llegaba. Finalmente, en una jugada en el área, uno de nuestros delanteros se revolvió entre un grupo de defensas y consiguió la igualada. El acoso español continuaba pero mi padre se cansó del partido y apagó el televisor diciendo que aquello era un rollo. Entonces apareció el general Rojo, el jefe del Estado Mayor Central del Ejército Republicano durante la Guerra Civil. Rojo me dijo que podía irme a Sudáfrica a jugar con la selección. Parece ser que estábamos en guerra. Mi padre, Dorami y yo nos pusimos muy contentos, naturalmente: Resulta bastante más arriesgado para la salud luchar en una guerra que jugar un partido de fútbol, por muy leñeros que sean los defensas del equipo contrario. Dicho y hecho, volé a Sudáfrica para incorporarme a la selección y, cuando llegué allí, Del Bosque me comentó que íbamos ganando 2-1 y que me preparase para saltar al campo. Al poco de entrar en el terreno de juego, uno de nuestros delanteros, creo que Villa o Güiza, protagonizó una jugada personal por la izquierda. Disparó un tiro cruzado que superó al portero pero que parecía destinado a perderse por la línea de fondo a la derecha de la portería. Pero ahí estaba yo, que llegando desde atrás metí el pie y envié el balón al fondo de las mallas. ¡GOL! ¡GOL! ¡¡¡GOOOOOOOL!!! El gol de la tranquilidad había llegado. ¡España ganaba 3-1! ¡Soy la leche, soy una máquina, soy un héroe! ¡Florentino me va a fichar por una cantidad absolutamente obscena de dinero!

Una vez leído el resumen del partido en Marca (no, no lo vi; Dorami y yo volvíamos de Pedraza, donde habíamos estado pasando el fin de semana) podemos establecer que tuve un sueño premonitorio, “ergo” tengo poderes. Veamos las evidencias:

1. Sudáfrica se adelantó en el marcador.
2. España remontó posteriormente con dos goles.
3. Güiza marcó el primer tanto de España disparando entre tres defensas.
4. España consiguió finalmente tres goles.
5. La selección española ganó el partido.

Cierto es que en la realidad España necesitó la prórroga para doblegar a Sudáfrica y que los sudafricanos marcaron un gol más que en mi sueño, pero tendréis que admitir que esto no reduce ni un ápice mis capacidades premonitorias: la culpa fue de Del Bosque, que no confía en mis poderes y no me sacó al campo.