jueves, 26 de abril de 2007

Sefarad en-clave intercultural

Este lunes día 23 de abril, en el Instituto Sefarad de Toledo, Centro de Educación Secundaria en el que trabajo, ha concluido la semana cultural en la que se han realizado diferentes actividades. Han sido varias jornadas de mucho trabajo en las que alumnos, personal no docente, padres, profesores y algunos invitados hemos colaborado. Se han programado conferencias, concursos, exposiciones, conciertos, etc., interfiriendo lo menos posible en la marcha de las clases. Por supuesto, ha habido un espacio para el “cambio climático” de la mano del Físico y Meteorólogo Luis Balairón Ruiz. También para nuestro concurso literario donde, afortunadamente, algunos chicos nos siguen sorprendiendo con sus capacidades literarias. Fotos enigmáticas, “filo-marcapáginas” en algunos casos lapidarios, percusiones y malabares. El colofón estuvo de la mano de la cadena SER, que realizó su programa local desde el salón de actos de nuestro Centro. Y, mientras tanto, se servía en el patio comidas de diferentes países que algunos de nuestros alumnos habían elaborado en sus casas. De todas estas actividades, me quedo con dos: el mercadillo solidario, en el que, entre las donaciones de unos, y las compras de otros, se han sacado unos 600 euros. La otra es el cross solidario: alumnos de 1º y 2º de ESO tenía que buscar patrocinadores entre familiares y amigos (algunos de nuestros niños llegaron a la cantidad de 90 euros) y luego ese dinero lo entregaban al concluir la carrera. Nuestros atletas solidarios consiguieron más de mil euros. La recaudación de ambas actividades contribuirá en la compra de un autobús para que niños de Nicaragua puedan acudir al colegio. Por unos días, el Sefarad, un Centro en el que conviven chicos de dieciséis nacionalidades diferentes ha sido/estado en-clave intercultural. A todos nos queda la satisfacción de haber enriquecido las aulas abriendo sus ventanas al mundo y, lo que es más importante, el reto de seguir haciéndolo cada día.

3 comentarios:

Jajaja dijo...

O sea, que los institutos públicos no son solo una escuela-almacén para delincuentes juveniles, como parece desprenderse de lo que dicen en los telediarios (y de algunas conversaciones con tus colegas).

Meteorismo galáctico dijo...

¿Y no hubo botellón? Sin botellón no hay interculturalidad que valga. El botellón es la "aztividaz" cultural por antonomasia. Mientras se bebe (sin ganas, por supuesto), se debate de temas de gran calado y se conocen otros puntos de vista. Todo en un clima de tolerancia y respeto mutuo absolutos (lo único que no se respeta es la limpieza del entorno).

Y tras este comentario que no viene a cuento pero que ha servido para dejar mi impronta en vuestro blog, me despido hasta la próxima sandez.

Antares dijo...

ZP se sentirá orgulloso de como se aplica el talante hasta en los "istitutos".¡Qué bella es la convivencia intercultural!.
Meteorismo, a tí lo que te gusta es "tirarte pedos", no "ir de pedo".¿Acaso no es más interesante-e hilarante"-tener un debate mientras expeles ventosidades que bebiendo como un cosaco?.Creo que los adolescentes-y los que no lo son tanto-deberían comprobarlo, su hígado se lo agradecería..
Y sin más me despido también hasta la "prósima" memez..