lunes, 3 de noviembre de 2008

Cocina contra la crisis: Pulpo a lo pobre

Tras el pasado artículo en que hablamos de los interrogantes que me están surgiendo a causa de la crisis y, ya que nuestros responsables políticos siguen deambulando sin rumbo como pollos sin cabeza y no nos ofrecen medidas contra ella, me he decidido a daros esta receta con la que podéis alimentar a vuestras familias y, al tiempo, ahorraros unos eurillos en estos tiempos de tribulación. Se trata de un plato de pulpo, un exquisito molusco, bajo en colesterol en comparación con el resto del marisco y que aporta buenas dosis de calcio y vitaminas A y B3 a nuestro organismo.

Para la realización de este plato comprad unas salchichas grandes. Las de Lidl, esas gordas, que vienen con el etiquetado en ruso son las mejores. Bueno, entendámonos, son las más baratas, que es de lo que se trata en esta receta. Si sois unos “gurmés” de esos podéis calentar las salchichas un poco en la sartén o en el micro-ondas, si no podéis utilizarlas según las sacáis del paquete. Con un cuchillo cortáis longitudinalmente tres cuartas partes de la salchicha en tiras que formarían los tentáculos. En el cuarto que no habéis hecho tiras podéis dibujar con el cuchillo unos ojitos. Así quedaría el plato:


Podéis acompañar el pulpo con patatas fritas o, hay gente "pa’ to’", con algo de verdura. Y de esta forma tenéis un riquísimo plato de marisco por muy poco dinerito. “Bon apetí”.

7 comentarios:

Meteorismo galáctico dijo...

“Escelente” recomendación, Jajaja. Estas son las medidas concretas con las que podremos sortear la crisis con eficacia. Menos inyecciones de liquidez y más ideas originales para ahorrar.

Los pulpitos de la foto han quedado la mar de realistas, además veo que habéis cuidado el detalle de que haya ocho tentáculos, para que los listillos no critiquen tan artística ocurrencia.

Jajaja dijo...

Gracias por tus elogios, Meteorismo. Con ellos nos animas a que propongamos al Ministro de Economía toda una serie de medidas de este jaez. Dentro de poco le verás en una rueda de prensa con un paquete de fideos, tinta de calamar y un tiralíneas: Angulas a la Solbes.

fernando dijo...

habrá que pobrarlo. El pulpo pobre o rico sabe muy bueno. Igual Zapatero lo patenta como plato para estas Navidades ajaja

Un abrazo.

Peritoni dijo...

JAJAJAJAJAJAJA eres buenísimo!!, y tiene una pinta estupenda!, jajjajajaja
ahora lo del colesterol y las vitaminas...no sé yo...

Jajaja dijo...

Espero que sí, Fernando, que Zapatero lo adopte como plato patriótico (constitucional), en plan la ensaladilla nacional de Paquito o las "american fries" de Bush. Me haría tan famoso como el chef italo-americano Giacomo Spenalzo, inventor de los aros de cebolla como sustituto de los calamares a la romana durante la Gran Depresión. Mr. Spenalzo incluso formó parte de la llamada "Caravana por América", patrocinada por el presidente Hoover, en el que un grupo de personas recorría el país enseñando a la gente trucos para ahorrar. Ya me veo en Lanzarote a cuenta del erario público.

El colesterol y las vitaminas son cosa de ricos, Peri. En épocas de escasez lo que hay que hacer es acumular grasas, como los osos antes de hibernar. Mira la publicidad del Chocolate Matías López. La historia siempre se repite.

Antares dijo...

Yo tengo una recomendación para hacer "canapeses": Imaginaos que tenéis visita y no tenéis nada original con lo que deleitar al personal.Pero sin embargo tenéis dos "produztos" baratos como queso filadelfia y mejillones.Pues cogéis y haceis una pasta para "sangüis" con el queso y los mejillones batiéndola en la "binipimer".Le ponéis luego a los "canapeses" un toque de eneldo y quedáis como dioss..
¡VIVA LA COCINA MARÍTIMA!,
¡SOPA DE SOBRE NO!

Jajaja dijo...

"Escelente" receta, Antares. Va a pasar inmediatamente a formar parte de un recetario de cocina contra la crisis que estoy preparando con una subvención de la Consejería de Cultura y que nos sacará de la crisis a mí y al editor, que es primo hermano del consejero.

¡EXPERTO EN COCINA MARÍTIMA!,
¡SOPA DE MEJILLÓN!