miércoles, 19 de noviembre de 2008

Dos tazas de rugby

El otro día estuvimos en un bar celebrando el cumpleaños de una amiga de Dorami. Como no había apenas gente que conociera y, además, soy tirando a asocial, mi atención se vio atraída por las imágenes que aparecían en una de las gigantescas pantallas distribuidas por el local. Se trataba de un partido de rugby, que ya sabéis que me encanta, pero un rugby un tanto peculiar. Parecía tener algo de fútbol americano, en el sentido de que cuando placaban a un jugador los placadores se echaban atrás, se sumaba un placaje a un marcador y el placado ponía inmediatamente el balón en juego empujándolo hacia atrás con el pie (el llamado “tenu”). Más tarde, en casa, mirando en Internet, me enteré de que se trataba de la final de la Superliga europea de un deporte llamado Rugby League, que presenta algunas diferencias con el Rugby Union que es el que se practica en España. Las principales son el “tenu”, que el balón cambia de posesión tras seis “tenus” (de forma similar a lo que ocurre en el fútbol americano) y que las puntuaciones son diferentes, por ejemplo un ensayo vale solamente 4 puntos. A mí me resultó bastante más rápido y espectacular que el rugby que estoy acostumbrado a ver, en parte porque elimina algunas de las fases más estáticas del juego y también porque parece que los equipos buscan más el ensayo y menos el patear a palos que en el Rugby Union europeo. Es muy popular en Australia y el norte de Inglaterra, siendo Argentina el único país de habla hispana donde se practica; allí lo han bautizado como rugby 13. En esta página tenéis un artículo con las principales características de este deporte y a continuación un par de vídeos, uno con las mejores jugadas de la semifinal y la final de la Superliga europea del 2007, que ganaron los Leeds Rhinos, y otro con un final de infarto en un partido de este mismo equipo (atención a la repetición de la jugada):





Otro deporte relacionado con el rugby que he conocido recientemente es el Quad Rugby, un deporte para tetrapléjicos que recoge aspectos del rugby, el hockey y el baloncesto. Inventado en Canadá, fue originariamente llamado Murderball. Este nombrecito, que parece sacado de una película de la saga de “Mad Max”, le pega bastante bien, ya que se juega sobre ruedas (sobre sillas de ruedas, concretamente) y es un juego muy competitivo y físicamente bastante violento. Aquí tenéis un vídeo del partido China-Estados Unidos en las últimas Paralimpiadas:



Hay hasta una película sobre este deporte: “Murderball”, que se centra en la rivalidad entre las selecciones canadiense y estadounidense en los Paralímpicos de Atenas del 2004. Fue candidata al Oscar al mejor documental y Premio Especial del Público del Festival de Sundance. Mientras la localizo y la echo un vistazo, aquí os dejo el trailer y la página de la película para que vayáis abriendo boca:

7 comentarios:

Peritoni dijo...

Jo, no tengo ni idea de rugby (quitando algunos jugadores que circulan sin camiseta por internet, jur jur), pero siempre que he visto algún trozo de partido me parece mucho más noble que el futbol, hay mucho contacto físico y apenas mala leche.
Creo que al contrario que el futbol a este deporte me podría aficionar.

Meteorismo galáctico dijo...

He visto que hay uno de los miembros del Leeds que se parece a Mister T, también conocido como M.A. Barracus. Al ver las imágenes del partido, me pregunto por qué razón, cuando llegan a la zona en la que puntúan o marcan gol o cómo se llame eso en este deporte, se tiran al suelo. Comprendo que lo hagan cuando tienen a cuatro tíos intentando placarlos, pero cuando están solos no veo la necesidad de tirarse en plancha al suelo, por muy grato que pueda ser lo de deslizarse por la hierba. De todos modos siempre me he preguntado qué tendrá la hierba de los campos de fútbol o de rugby para que cuando los jugadores resbalan por ella a lo largo de unos cuantos metros no se hagan ni un rasguño. ¡Cuántos misterios!

Antares dijo...

A mí me gusta más elFútbol Australiano..

Jajaja dijo...

Sí que es más noble, Peritoni. Aunque también se les calienta de vez en cuando la noble cabeza y se lían a mamporros. De todas formas no se ve esa mala leche que hay en algunas entradas en el "fúrgol".

No me había percatado en el parecido entre Ali Lauitiiti (supongo que te referirás a él, Meteorismo) y Mr. T. Es verdad que tiene un aire.

A mí el fútbol australiano no me termina de convencer, Antares. Decía Noah Chomsky que "el fútbol es una guerra ritualizada" (no citéis esto por ahí porque me lo acabo de inventar), pero el fútbol australiano se me parece más a una guerra y menos a un ritual que el "fúrgol" o el rugby.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

El rugby siempre me ha atraído. Incluso en mi época universitaria, estuve a punto de jugarlo, pero no sé, a última hora, me entró miedo. Veía mi cuerpo flaco y decía me van a dejar echo una mierda jajjaj

un abrazo.

Jajaja dijo...

A mí también me atraía, Fernando, pero al final opté por el teatro, en el que pensé que ligaría más.

Por si te lo preguntas: nada.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

yo me pasé al fútbol y tampoco nada de ligues jajaja