lunes, 18 de febrero de 2008

Parchís vuelve a la acción

Las trompetas del Apocalipsis están sonando. Tino, Yolanda, Gemma, David y Frank, los componentes del grupo Parchís, anunciaron en el programa “Muevete” de la televisión mexicana Televis, que tienen la necesidad de cerrar un ciclo que no concluyó, por lo que, después de 17 años, pretenden despedirse de sus fans con un concierto en el que interpretarían los temas que los hicieron famosos en los años ochenta.

“¿Qué es eso de Parchís?”, se preguntarán algunos de nuestros lectores. Pocos, pues, no nos engañemos, este blog lo leen principalmente nuestros amiguetes, gente que, en su mayor parte, ya está cómodamente instalada en la treintena. Habéis de saber, jóvenes padawans, que los ochenta no eran ese remanso de placidez y creatividad que ahora está tan de moda elogiar por la tele, sino, más bien, un “Carrefur” de la sordidez y la horterada. Llevar calentadores por encima de los vaqueros se puso de moda en los ochenta, los pantalones pesqueros eran lo máximo en los ochenta… Los grupos infantiles de música solo podían alcanzar su máximo esplendor en los ochenta. Parchís fue uno de estos grupos musicales; el que más éxito tuvo, probablemente. Nace en 1979 con un disco en el que sobre todo fusilan éxitos de grupos extranjeros traducidos al español. Así, “In the Navy”, icono “guey” donde los haya, se convirtió en “En la Marina”, “Too much Heaven”, de los Bee Gees, en “Demasiado Cielo”. Aquí tenéis a nuestros cinco púberes con el mayor éxito de los Village People:



Ante el éxito se lanzan a un frenesí de grabaciones: la sintonía de la serie de televisión “La Batalla de los Planetas” (obsérvese su sospechoso parecido con “La Guerra de las Galaxias”), que vendieron por dos veces en dos discos casi clónicos: “Comando G” y el homónimo “La Batalla de los Planetas”, la de “Érase una vez la vida”, tres discos de villancicos, una versión del himno del Mundial 82, que había interpretado Plácido Domingo (para su eterna vergüenza), una versión en inglés, dirigida al mercado americano, de su canción “Querido Walt Disney”. En 1982 llegaron a editar cinco discos, entre ellos su mayor “ésito”: “Cumpleaños feliz”. A continuación podéis ver y escuchar la mencionada sintonía de “La batalla de los planetas”, canción elegida con el criterio de en cual salían con unos trajes más ridículos, tras un arduo proceso de “selezión”:



Era tanta su popularidad que incluso rodaron varias películas (como los Beatles) entre España y Argentina: “La Guerra de los Niños”, “La Segunda Guerra de los Niños”, “Parchís contra el Hombre Invisible”… Películas todas de inteligentes guiones y esmerada “faztura” como podréis apreciar en este fragmento de “Parchís en acción”, también conocida con el original nombre de “La Cuarta Guerra de los Niños”:



El ochenta y tres marcó el cenit en la fulgurante carrera de Parchís: Su líder, Tino, la ficha roja, abandona el grupo para iniciar su carrera en solitario con un álbum que parece, a juzgar por la portada, todo un canto al homoerotismo adolescente:


Desde allí, caída en barrena. Los discos de Parchís ya no se venden como antes y la discográfica empieza a lanzar recopilaciones decidida a exprimir hasta los tuétanos la gallina de los huevos de oro. El abandono de David en 1985 pone el último clavo en el ataud de Parchís. Ese año lanzan su último disco original y se desvanecen en el limbo de los grupos que una vez fueron número uno Dios sabrá por qué.

Hasta ahora.

¿Volverán los Parchís para acabar lo que dejaron inconcluso? ¿Serán ciertas las profecías de San Tillana del Mar que decían que el retorno de Parchís sería la primera de las plagas que anunciarían el Apocalipsis? ¿Jugará el Atleti este año la Champions?

Las respuestas a estas y otras preguntas que, sin duda, os estáis haciendo en este momento, muy pronto aquí, en Gatos en Carnaval.

Para que vayáis viendo lo que nos espera aquí os dejo una página de un admirador de Parchís: Web española no oficial de Parchís.

¡Ja, ja, ja, ja! (risa maníaca). ¡El fin está cerca!

8 comentarios:

Antares dijo...

Bueno, bueno, bueno, no tengo palabras para "espresar" el "inpazto" que me ha producido la noticia..
Todavía se me erizan los cabellos al recordar uno de mis temas de referencia, "Comando G"..
Sin duda el Apolasipis,o Apocalopsis o Apolacosis está cerca..Jocántaro saldrá del mar y arrasará Torremolinos..
Respecto a la foto de Tino, digna de un calendario para Osos(y no me refiero a Yogui y Bubu..)

Meteorismo galáctico dijo...

Jajaja:

Sin duda este artículo marcará un hito en la historia de los “blos”. Tu labor de investigación ha dado un fruto “escelente”. Con tu esmerado trabajo has conseguido que se tambaleen los cimientos del “piriodismo” de investigación y tocar el corazón de algunos que, como yo, cantábamos las canciones de Parchís y vestíamos tan palurdamente como ellos. Lo que nunca hice fue comprar sus discos (tal vez porque no tenía tocadiscos ni radio-cassete ¡Qué infancia más terrible!).

Espero ansioso que Parchís se reúna de nuevo y que, para coronar su reencuentro, se junten también Enrique y Ana y hagan de teloneros en su concierto de despedida.

P.D.- Tino perdió un brazo hace años ¿Se colocará una prótesis durante el concierto o se mostrará tal cual es hoy en día? Pronto lo sabremos.

P.D.2- Yo ya tengo 41 años, así que subo esa media de edad de tus lectores (y creo que Antares también abandonó la treintena el año pasado).

Suntzu dijo...

¡Por favor! Qué entrada más currada, de verdad. Me ha encantado viajar atrás en el tiempo. Bueno, me ha encantado y me ha dado algo de miedo, para qué lo vamos a negar.
¿Vuelve Parchís? Voy a ver si saco un siete y me meto en casa directamente para no ver el espectáculo...
Me temo lo peor.

Un beso.

Peritoni dijo...

jo, cuanta perversión en esa portada de disco de Tino, hoy en día sería denunciable y acabaría en una redada antipederastia cualquiera que tuviera la osadía de compartir esa foto.
Mode Carry Bradshaw ON:
¿Por cierto, a este chico no le amputaron un brazo o algo así?.
¿No habrán visto la serie Gominolas?
¿Quien después de tantos años ira a verlos?

marramiau dijo...

Yo acabo de entrar en la treintena. A mí me encantaba Tino. Me parecía super-sexi. Todavía puedo cantar su canción "Mi chica ideal". Pó Dió, qué vergüenza me doy. Esta entrada ha hecho daño, que lo sepáis.

Jajaja dijo...

Ayer me di cuenta de que me había salido un artículo de lo más bélico: “En la Armada”, “Comando G” y “A vencer”. Parece esto el blog de Bono o de Federico Trillo.

Antares,
Tienes toda la razón al horrorizarte. Solo el doctor Orloff puede salvarnos del “Apocaloque”. En lugar de prometernos chuminadas, como que van a plantar árboles o a crear puestos de trabajo, Zapatero y Rajoy deberían anunciarnos que van a crear un Observatorio del “Apocalapsis” dirigido por ese insigne científico y parapsicólogo y competir por el número de orlofones que prometen proporcionar de forma gratuita a la ciudadanía.

Meteorismo,
Propón tu proyecto de un concierto de Parchís con Enrique y Ana de teloneros a don Carod. No encontrará mejor venganza para los milenios de opresión de Cataluña por los maléficos españoles. Si ya le añades como teloneros a Regaliz, a los que sin duda recordaréis (si no los recordáis mejor para vuestra cordura y vuestra alma inmortal) por su participación en la película “Buenas noches, señor monstruo”, don Carod quedaría al nivel de Goldfinger o el doctor No en cuanto a genios del mal se tratase.
En cuanto a tu edad, no sufras, tú eres tan joven de espíritu que parece como si solo tuvieras 39 años y algunos meses.

Suntzu,
Estoy contigo. Eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor... Hay veces en los que el mayor placer que proporciona volver la vista tiempo atrás es saber que esos tiempos no se repetirán.
Esperemos.

Peritoni,
Es un placer verte por aquí. Cierto es que Tino perdió un brazo en un accidente de circulación, pero sin duda sustituirá su apéndice amputado por un garfio, lo que le proporcionará una “escelente” caracterización cuando se disfrace del Capitán homónimo para interpretar “Querido Walt Disney”.

Marramiau,
Este artículo ha sido como la amputación del brazo de Tino: doloroso pero necesario. Date cuenta de cómo habría quedado tu prestigio profesional si un día te sorprendieses en el curro cantando “Mi chica ideal”. Ha sido mejor que te dieses cuenta de la enormidad de tu anormalidad en este blog, donde somos unos frikis irredentos que te comprendemos perfectamente en tu desgracia.

Parchís dijo...

No acabo de entender eso de las zetas y las eses.

Pues a mi me gustan, no es que quiera que vuelvan (su tiempo ya pasó) ni me gustan musicalmente, pero fueron un fenómeno no menos digno que las Spice Girls o los Back Street Boys y demás.

Principio de los ochenta, colores, música infantil... ahí quedó.

Saludos.

Jajaja dijo...

Parchís,

Lo de las zetas y las eses es una chorrada que llevamos haciendo varios años. Es, por tanto, "prázticamente" una tradición. En cuanto a lo de que Parchis fue un fenómeno musical, no me cabe duda, como las Spice Girls o los Back Street Boys, efectivamente (y que conste que con esta comparación no creo estar haciendo a Tino y compañía ningún favor).