sábado, 23 de agosto de 2008

El caballero oscuro

El miércoles, aprovechando que era el día del espectador, quedé en Madrid con mi amigo Ricardo para ir al cine a ver la última de Batman: El caballero oscuro. Ya sé que en el último artículo me despedía diciendo que en el siguiente continuaría hablando sobre nuestras vacaciones en Nueva York, pero voy a hacer aquí un inciso y comentar esta película antes de que todo el mundo la haya visto y esta crítica tenga menos utilidad que un frigorífico para un esquimal.

La película ha pulverizado todos los récords de taquilla en EE.UU. y ha obtenido además excelentes críticas, sobre todo por la actuación de Heath Ledger, el fallecido actor que interpreta al Joker, al que se augura un Óscar en la próxima edición de estos premios.

En mi opinión, sin ser una película que debiera pasar a la historia del cine, es muy buena, posiblemente la mejor película de superhéroes que he visto. Claro que esto tampoco es decir mucho, las buenas películas de superhéroes se pueden contar con los dedos. En primer lugar nos encontramos con un buen guión, lo cual ya es bastante en los tiempos que corren. Un guión complejo pero fácil de seguir; ya estoy harto de películas de superhéroes que consisten en: Tipo se enfunda un traje ridículo; tipo con traje ridículo apalea a varios maleantes; tipo con traje ridículo se enfrenta a tipo malvado y más poderoso que él, pero le vence gracias a que es más listo, su corazón es más puro o, sencillamente, el malo es gilipollas. Se aparta en cierta medida de la línea de los tebeos de Batman, pero teniendo en cuenta que un personaje como Batman, con una historia que se remonta a los años 30, ha pasado por tantos cambios, fases y renovaciones que ya lo reconocería ni la madre que lo parió (bueno, en este caso padre), no creo que sea ningún problema. Hubo alguna cosa que no me terminó de convencer con Harvey Dent y el teniente Gordon (no diré más) pero que no llegan a perjudicar gravemente el guión.

En cuanto al trabajo de los actores, todos están a un buen nivel y realizan un trabajo bastante creíble. Lo que me parece un poco excesivo es el tema del Óscar para Heath Ledger: Primero, faltan cuatro meses para que termine el año y en ese tiempo todavía da tiempo a que se estrenen muchas películas con actuaciones sobrecogedoras e impactantes (lo dudo, pero posible es); segundo, su actuación tampoco es para tanto. Otro tema aparte es el de la protagonista femenina: En varias ocasiones los personajes hablan sobre su lo guapa que es. Señores, ¿Maggie Gyllenhaal, guapa? ¡Si tiene cara de perro pequinés! De todas formas, ¿por qué esa insistencia en su belleza física? Puede ser que Bruce Wayne y Harvey Dent vean en ella otras cualidades que les han llevado a enamorarse: Quizá la muchacha es inteligente o divertida o tiene buen corazón o es una artista del sexo oral… Si la gente solo se enamorara de personas guapas habría muy poco amor en este Mundo.

Dejemos de lado mis onanismos mentales sobre el amor y la belleza y volvamos a la película. La ambientación está bien conseguida, los efectos especiales están espléndidamente realizados y, algo en lo que últimamente están flojeando bastantes películas, las escenas de acción están bastante bien coreografiadas: Sin perder espectacularidad no se convierten en ese batiburrillo confuso en el que últimamente caen demasiadas películas de acción.

En resumen, una película que, sin ser una obra maestra, se ve con interés. Una de las mejores muestras de cine de acción que he visto últimamente.

Por si os interesa, aquí os dejo el enlace a la página oficial de la película y el trailer de la misma:

8 comentarios:

Meteorismo galáctico dijo...

La verdad es que no tengo claro si he visto alguna de las múltiples películas de Batman que han sacado en los últimos diez años, pero el caso es que me surge ahora la duda de si este gran superhéroe puede volar. Si es así ¿para qué necesita tantos vehículos? ¿De qué depende que elija la bat-moto o el bat-coche para sus acciones? ¡Son tantas las dudas…!

Jajaja dijo...

Aunque no soy un "esperto" en Batman, intentaré resover tus dudas, Meteorismo:

No, Batman no puede volar. De hecho Batman no tiene nigún superpoder, a no ser que ser más rico que Creso y Amancio Ortega juntos sea un superpoder.

La elección entre el bat-móvil (que no bat-coche) y la bat-moto creo que se deberá a sus diferentes características. Utilizará el bat-móvil (que desde El regreso del Caballero Oscuro, de Frank Miller, cada vez se parece más a un tanque) cuando necesita blindaje y potencia de fuego. En cambio, usará la bat-moto cuando lo que requiera la situación sea rapidez y agilidad para circular a través del congestionado tráfico de Gotham y llegar a tiempo para detener al malvado, salvar a la chica o ver el fútbol (americano).

Antares dijo...

Me gustó, pero creo que no llega a ser tan redonda como "Batman Begins", para mí la mejor peli de "cómis" que he visto..

Jajaja dijo...

"Batman begins" también me gustó, pero a mí me parece mejor esta. Ya se sabe: Sobre gustos...

MATEO dijo...

Comparto alunso apartes de tu critica. Pero me gustaria mencionar que el personaje de Batman en cierta manera se ve opacado por la espectacularidad del jocker. Tal vez Bruce esta hablando muy de ultratumba cuando esta vestido de batman, sin mencionar que doble cara, esta demasiado momificado incluyendo el pedacito del ojo que se ve brillante aun sin parpado (ahi existe un error donde la fantasia se intenta mezclar con la ficcion)Y bueno lo que mencionabas de la doncella. Totalmente de acuerdo. El personaje habria favorecido a una niña con mejro registro.

Cabe mencionar y humildemente lo digo que el Jocker tuvo uan evolucion en toda la pelicula y de ser el payaso asecino gracioso, paso a ser un sicopata que personalemnte no lo quier tener cerca jamas. Y eso, es dificil de conseguir en un mercado que esta ofreciendo peliculass para entretener y no para trasmitir severas interpretaciones actorales

me gusto su blog.
chevere
abrazos
mateo

Kupe Karras dijo...

Yo no he visto ninguna de Batman, no sé, me gustaba la serie con sus "Choffff" o con dichos surrealistas, y el barrigón del Batman moldeándolo sin mucho éxito a modo de músculo. A mí me gusta much Christian Bale porque se que le gusta llevar sus actuaciones lejos( American Phsyco, a ese le daba yo un Oscar por esa, y creo que por eso le voy a dar una oportunidad a la modernidad.

Jajaja dijo...

No sé, Mateo, no estoy muy seguro de ver la evolución en el Joker. Para mí, la línea entre payaso asesino y sicópata es tan fina que no la veo. Me parece, simplemente, que cada vez cuenta con más posibilidades (dinero, experiencia, esbirros...) para hacer sus barbaridades. Con lo que sí coincido contigo es en que le roba la película a Batman. Pero eso es algo que pasa con muchos villanos de película, mira El silencio de los corderos, por ejemplo. No creo que eso se deba a la voz cazallera de Batman (con la de pasta que tiene ese tío, ¿no puede pagarse un logopeda?). Bienvenido a Gatos en Carnaval, esperamos verte pronto de nuevo por aquí.

Hola Kupe. Si te gustan las películas de acción (las que tienen guión, no los espectáculos de luz y sonido), creo que no saldrás defraudada. A mí también me encantaba la serie de los sesenta, con sus colores chillones, sus POW! y PLAF!, los michelines de Adam West y esos consejos de Batman a Robin que parecían de manual de urbanidad de postguerra. Recuerdo una escena en la que los dos salían corriendo de la oficina de Gordon e iban a coger el Batmóvil, aparcado al otro lado de la calle. Batman para a su compañero y le dice: "Recuerda, Robin, que siempre tienes que mirar antes de cruzar la calle". ¡Lucha contra el crimen, pero lucha seguro!

fernando dijo...

PUES yo tengo ganas de ir a verla. En unos días, me voy al cine. La mayoría de las críticas coinciden en elogiar a esta película. Por algo será, no ?

un saludo